Noticias Progress

Una avería mecánica impidió una buena actuación de Fernando Alarza en las World Triathlon Series de Montreal. Miquel Blanchart se queda a un paso de clasificarse para Kona al terminar 5º en el Ironman de Maastricht.

Una avería mecánica impidió una buena actuación de Fernando Alarza en las World Triathlon Series de Montreal. Miquel Blanchart se queda a un paso de clasificarse para Kona al terminar 5º en el Ironman de Maastricht.

Las cosas no siempre salen como uno espera. Eso es lo que les pasó a Fernando Alarza y Miquel Blanchart este fin de semana. Los objetivos respectivos de situarse com líder del ranking ITU World Triathlon y de clasificarse para el Ironman de Kona se desvanecen.

Los problemas mecánicos dejan fuera Fernando Alarza

Tras los problemas intestinales que sufrió Fernando Alarza en las WTS de Edmonton y que solo le permitieron acabar 9º, en la segunda cita en el estado canadiense las cosas no le fueron mejor. La mala suerte se cebó con el triatleta de Progress en las Series Mundiales de Montreal y una avería mecánica le impidió finalizar la prueba.

La caída en las WTS de Hamburgo y el abandono de este fin de semana, alejan a Fernando Alarza del sueño de conquistar el título de las World Triathlon Series. El corredor que monta ruedas Progress, se sitúa ahora 4º de la general con 3172 puntos, muy cerca del podio pero ya a una distancia considerable del líder Mario Mola (3664).

El gran esfuerzo en el Ironman de Maastricht, sin recompensa

Por su parte Miquel Blanchart tampoco pudo obtener el resultado deseado. Acabó 5º en el Ironman de Maastricht, una buena actuación que no es suficiente para cumplir el sueño de disputar el Ironman de Kona (Hawaii) junto a los mejores especialistas del mundo en triatlón de larga distancia.

El abandono por problemas intestinales en el Ironman de Bolton hizo perder al triatleta de Progress el cojín de seguridad para sumar los puntos necesarios para Kona, única prueba cuyo acceso se restringe según los puntos acumulados anteriormente. Una lástima que todo el esfuerzo no tenga la misma recompensa que obtuvo en 2015. El corredor catalán de Progress irá a por nuevos objetivos.